Cuando la calle llamaba

Cuando la calle llamaba, te escuchaba y me decía. 

Cuando la noche sonaba, me asomaba en silencio y callaba. 

Cuando el día despertaba y el gayo cantaba, la luz de la luna tus pasos cubrían. 

A tu verita me conducía, cuando el sol a lo alto cubría. 

El sendero que yo seguiría a la verita tuya te contemplaría.

Dime altanera belleza, que mi canto a ti te sigue

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s