31 de enero

Doy gracias al 31 de enero del 2000. 

Y doy gracias por estos 20 años que han pasado.

Y doy gracias por haberlo celebrado contigo de viaje. 

Porque ahora no podríamos haber ido. 

Y doy gracias por la lágrima ahora derramada, cuando te  escribo,  porque me acuerdo de ti, mi adorada Marina. 

Espero que siempre seas feliz, que todo te vaya bien espero todo lo mejor para ti ,y que yo pueda ver como sigues creciendo. 

Y aunque no esté contigo, siempre te tendré en mi recuerdo, porque eres parte de mi vida y sin ti, la vida no hubiera pintado del mismo color. 

El color azul del mar como tu nombre. 

El color rojo de tu corazón. 

El color blanco de tu entrega.

El color verde de la esperanza. 

Mi pequeña, mi gran mujer

Publicados
Categorizadas como Adviento

Por la Estela de la noche.

Abogado Escritor

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s