Jesús mío

Jesús mío tu me enseñaste a caminar.
En Ti vi lo que era seguirte. Tú me llamaste por mi nombre.
En Ti me fije para saber descubrirte. Tu llamada me conmovió
Me hiciste serena armonía. Tu paciencia conmigo.
Caminar a tu lado ,es lo mejor que me ha pasado.
Jesús en ti caminando por Galilea, me veo reflejado, cuando me acerco al hermano, cuando veo el rostro desesperado, del que hoy sufre y muere. “Cuando ibas predicando y enseñando, curando a los enfermos y dándoles aliento, predicando la Palabra, contagiando el Reino, el amor fraterno, la justicia, la paz, la nueva alianza”.
Eres mi fiel compañero, que nunca me abandona y siempre conmigo esta, me hablas con tono tranquilo día y noche. Tu serena paciencia.
Señor yo sé que nunca me dejarás, por eso quiero seguir tu camino y ser tu compañero.
Quiero tener la serenidad y fuerza suficiente, que tu alimento solo tú me da.
Jesús te doy gracias, y ahora en este momento solo quiero una cosa que te pida, entrega.

Autor Genaro Martín Arroyo

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s