¿Qué nos pasa?

el mar, la mar

Pienso en ti, Chipiona cuando el mar veo.

Las almas que subieron al cielo 

por más que números fueran 

son personas que vivieron 

y que nombre y apellidos tuvieron.

Que tuvieron un trabajo digno 

y una familia que los trajo 

amigos, que sintieron su perdida y dolor.

Que esta sociedad no sea tan fría 

que recordemos a esas personas que se fueron 

no como un número en la prensa 

sino como almas que en el cielo estarán 

Descansen en paz todas cualquiera que fuera su condición

Publicados
Categorizadas como Adviento

Por la Estela de la noche.

Abogado Escritor

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s