Publicado en Adviento

LA CADENA

La luz de Dios luce en nuestro interior para que seamos sal de la tierra.

Si mi luz eres tú ¿quién me lleva a Ti?

Si la sal sois vos, ¿qué sería sin ti?

¿Eres tú quien dijo?

¿Venid a mí, Sígueme, Alégrate?

¿Eres tú quien me perdona, sí me arrepiento?

¿Eres tú misericordia, cuando de ti me acuerdo?

¿Eres tú quien dijo, la Paz sea con vosotros?

¿Eres tú el mensaje, la Palabra, la vida?

¿Eres tú quien mira, me da la mano y me acompaña y no me olvida?

¿Y seguirás conmigo, aunque me caiga?

¿Y estarás cuando me muera en el reino de los cielos?

Si la Luz eres tú, yo soy la sombra que la acoge

Yo soy el refugio de tu pensamiento.

Si la palabra eres tú, yo soy el sonido que la lleva ,y la comparte con quien quieres.

Si la Vida eres tú, yo soy tu imagen que la siento.

Si la esperanza eres tú, yo soy la alegría que contagio, no soy nada porque tu todo lo eres

Si el amor eres tú, yo soy el cariño derramado, la amistad desinteresada.

Si el camino eres tú, yo soy sendero donde pisas, soy sandalia que se apoya en el pie del que me acompaña.

Si la verdad eres tú, soy humilde costalero, que aprende cuando escucha la Palabra tuya.

Si la caridad eres tú, quiero ser el último de todos, para ser luego el primero en el reino de los cielos.

Estas son las diez palabras, que unidas en una cadena, quiero compartir con todos.

Señor enséñame a orar, porque todas juntas forman una sola.

La oración al Padre bueno, y a ti como mediador junto a Maria.

Verdad, camino, amor, esperanza, vida, Palabra, Luz, mensaje, Paz, Caridad

ORACIÓN.

Publicado en Adviento

VENDRÁ EL SEÑOR

Vendrá el Señor un día y me llevará consigo.

Y mi alegría será grande, porque a su sombra me guarda.

Levanto mis ojos al cielo, clama guardián que no duerme.

Él hizo el cielo y la tierra, y todo su Santo nombre.

Vendrá mi señor que no duerme, de día o de noche lo espero.

Su Santo nombre parece, reposo absoluto en mí.

! Tú llevas mis ojos al monte, y allí a tu sombra me guardas!.

Guardián que no duerme en la noche, de día tampoco me olvida.

! Serás mi ardiente deseo, ahora y por siempre Señor!.

¡! Te espero en la noche de hoy, que vengas conmigo a mi Iado!

Publicado en Adviento

SOY UN GNOMO

Soy un Gnomo, es tan pegadiza la letra y tan alegre su música

Que la hemos convertido en nuestra canción de despedida.

“Soy un Gnomo, y aquí en mi casa soy feliz

en el piso vivo yo, y no puedo salir!

Soy un Gnomo, y simplemente con mirar, todo lo que piensas tú podrás adivinar.

Soy siete veces más fuerte que tú, muy veloz y siempre estoy de buen humor.

Soy un Gnomo y me gusta disfrutar, pensando en ti, en cualquier Iugar.

Soy un Gnomo diminuto y bonachón, si me quieres conocer, pon mucha atención.

Por esos caminos bajo las estrellas, me encuentro secretos que nunca diré.

¡Por esos caminos oscuros diré a la luna, ! Que en ti me refleje!

Y luego si quieres, nos vamos los dos de la mano, cantando y silbando esta canción.

Como ahora lo hacemos cuando por la noche nos despedimos, cantando y bailando nuestra canción.