Adviento

La estrella

Como lo hice yo.

Vivas lo que vivas, ten claro 

que olvidarme ya está perdonado

 pero no rendirte. Eso vida…

Eso si ¡sería un pecado!

Mírate al espejo,

como tú me decías,

coge una astilla, un palo

cortalo, en pedacitos

y construye una estrella,

de color azul como el cielo.

Ponla en la ventana,

y procura que los astros del cielo,

se acerquen a la estrella.

Luego, recógela y ponla cerca de ti.

! Verás como te sentirás más vivo,

ya se ha producido el milagro

No estás solo.

La estrella te acompañará,

en tu nuevo camino.

Igual que pensaste un dia

¿Por qué a mí, sin comprenderlo?

Ahora el desamor, que te embarga,

será un recuerdo vivo,

que siempre estará presente.

! Nunca nadie te podrá sustituir,

serás única en mi.

Siempre tendrás un hueco en mi interior.

Te preguntaré, cuando tenga duda.

Me acordaré de tus enseñanzas,

de tus palabras, de tu fe.

Divino tesoro que un dia encontré.

Te recordaré siempre.

.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s