Publicado en Adviento

El viñador, la vid y el sarmiento

Tú eres el Viñador, tu hijo la Vid, yo el sarmiento

Mi hermano el fruto, el campo el mundo

Tú eres el cielo

Jesús mi velero

La Palabra la vida

La Eternidad, lo que busco

Tú eres Camino, Verdad y Vida

Tú eres la Luz, la Alegría, la Paz, mi tesoro

Yo soy el velero. El mar. Tú lo pones.

La fuente la vida eterna

Y mi hermano mi compañero

Tú eres mi norte, mi sur y el oeste

Yo, quien te busca, te encuentra y te pide

Contigo mi vida, tiene sentido

Tú eres el Viñador

Tú eres la Vid

Yo el sarmiento,

El campo el mundo

Mi hermano mi amigo

Y la vida mi compañía

La eternidad lo que busco

Y el encuentro el camino

Verdad y Vida.

Publicado en Adviento

mamá

Gracias, mamá por ser como eres. Aunque a veces te he sentido lejana, sé que yo he sido quien he estado lejano, aunque a veces parecía que no te tenía, sé que he sido yo quien no te he buscado, aunque alguna vez pensé en que no me querías, sé que he sido yo quien no te he dado el amor que tú necesitas,. Sé que tú a mi lado siempre estuviste, y ahora a mi memoria viene, cuando me dabas la mano, en la cama en el momento en que estaba operado. Aguantabas en el suelo toda la noche, con tu mano dándome lo que tú tenías tu amor infinito, tu consuelo.

Gracias por ser como eres.

Y ahora me viene a la memoria el tiempo en que tú y papá estabais juntos unidos, siempre el uno con el otro. Y me viene a la memoria tanto tiempo pasado, desde que él se fue, y lo joven que eras. Ahora cuento los años, y con asombro veo, que tengo los mismos que tú tenías cuando se fue. Podría escribirte tantas cosas, recordar tantos momentos, pero no, me los guardaré en mi memoria los recuerdos,” en mi baúl de los recuerdos”. Los compartiré contigo en mis paseos, y hablaré contigo en mis sueños, te recitaré un poema cuando baile, y miraré a la estrella por la noche, porque mirándola, veo a papá que me mira y contigo sería más bonito.

Si no te dije te quiero, te lo digo ahora, aunque muchas veces con los besos te lo he dicho.

Gracias, por todo lo que me has dado, querida mamá, y en este dia y todos los que venga, me acordaré de ti.

Un beso muy fuerte, de quién mucho te quiere, te busca, te necesita.

Tu hijo.

Publicado en Adviento

En mi recuerdo

A TI SIEMPRE EN EL PASADO, EN EL PRESENTE Y EN EL FUTURO. YA ERES PARTE DE MI VIDA CON LETRAS MAYUSCULAS.

Un día te vi, dando un abrazo a un árbol, me quede sorprendido, nunca había pensado dar un abrazo a un árbol.

Hoy cuando he salido a pasear, he dejado mi bici y al árbol he abrazado, fuertemente. Mientras lo abrazaba, he pronunciado tu nombre y te decía “Te quiero”. ! Me he sentido tan feliz!. Parecía que eras tú a la que abrazaba. Hasta he llorado, tengo que confesarlo.

(“La foto del árbol junto a la bici, apoyándose en él, en ti, como siempre has sido mi apoyo, mi guía, mi vida”).

GRACIAS M.D.S.G