Publicado en Adviento

el olvido, nuestra vacuna

Cuando decir que el tiempo nos traspasa,

nos aleja o nos une en un instante,

más procura en su génesis constante

que podamos pensar en lo que pasa.

.

Decir que el sueño roto nos rebasa

es solo un juego poco interesante

con el que despreciar más adelante

la señal que nos manda y nos abrasa.

.

El olvido será nuestra vacuna

salvando todavía la oportuna

beldad que todo tiene

y que nos nombra.

.

Le diremos adiós a aquellos días

porque vamos en busca de alegrías

marchitas por las horas en la sombra.

Y después de los lamentos

vienen gozos,

después de la desesperanza

la esperanza

después del sufrimiento

la alegría.

el olvido

vacuna

el recuerdo

esperanza

tu vida

la mía

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s