Publicado en Adviento

PARAJE DE TAJONES

PARAJE DE TAJONES

En la madrugada, cuando amanece el día, me levanto de la cama, madrugo,” a quien madruga Dios le Ayuda”, dice el sabio refranero, aunque también está su contrario, “no por mucho madrugar amanece más temprano”, en todo caso como también se dice,” fue un hombre vendiendo colores, y no vendió ninguno”.

Sea lo que fuere mi querido lector., si te levantas, y aprovechas el dia, seguro te acostaras, si no más temprano si más tranquilo.

El motivo de este escrito de hoy, es referir el nombre del lugar donde ya por fin tengo mi casa, antes llamada “casilla”., y que como en muchos escritos previos, me he referido, unas veces desde la nostalgia, otras desde el recuerdo, la lejanía, o vaya usted a saber.

Ahora la casa ya no esta solitaria, aunque se asome en lo alto de un pequeñito camino, pero bordea por el camino, el cual de sobrenombre pusieron” Parajes de Tajones”.

Me gustaría que a partir de ahora pudiera recrear mil aventuras nuevas que me pudieran surgir., desde este paraje, y aunque tenga su historia previa y muchos recuerdos, es conveniente, si no cortar el pasado, si sembrar presente., y como en campo estamos, esperemos que cebada, olivo o barbecho, el tiempo irá bendiciendo con buen vino, aceite o queso lugareño, en soledad o acompañado,! Vaya usted a saber!., pero seguro que tranquilo., porque un sitio con este nombre, no me dirán ustedes que no tiene su encanto.

Me he preguntado, cuando terminé de acabar la casa, que en tan lamentable estado estaba, y como aventurero, emprendedor y soñador, que en mi todo se junta, dadle salida airosa, y recuperar mi inversión que de casa soñada, pasara a casa donde pudiera montar un negocio, y como hoy dia hay gente para todo., y el turismo es un invento apasionado.

Que no todo va a ser “mar y langostino, espeto y arena fina, paseo atardecido por la blanca playa, aroma de chiringuito, siesta agradable, dulce brisa, y mirada perdida, a la ola, y la sirena, amor primero aprendido, sueño pandillero, beso enternecido, libro tranquilo, primera poesía mientras camino al borde de la playa, paseo por la lonja, y barcos que con su red el pescado cogiendo”.,

Como no todo es eso, también tenemos el “turismo rural, el que de secano, o regadío, el del pozo, el del camino perdido, el de la casa tranquila, el del atardecer perdido, el de amanecer y pasear, o el de la noche tranquila mientras contemplo las estrellas, el firmamento, poniendo nombres a las estrellas, el de la comida tranquila, el del beso apasionado., el de cabalgar a galope del caballo, el del pastor con las ovejas, el del sombrero de espiga verde, el del brote que comienza a retoñar, el de la vendimia, oliva, cebada o trigo, el de la mirada perdida, la lejanía, y la torre de la Iglesia cuya campana toca al despertar el día., El de la plaza llena, la cerveza o vino, la tapa añeja y la compañía, o tal vez el de la tuna que tocando suena y yo escucho aunque sea en mi disco de vinilo”.

Turismo activo, (así pensé que sería mi casa)., aprovechar el espacio, la grandeza del lugar donde se encuentra, encerrada entre San Carlos del Valle, Villanueva de los Infantes, La Solana, Valdepeñas, y todo lo que sigue como también el perfecto enclave de las lagunas de Ruidera, y en definitiva, vayan donde vayan.,

Al norte o al sur al este u oeste, “tierra de Quijote, Dulcinea del Toboso, Sancho Panza, el buen cura”., los Molinos que por aquí alguno se conserva, y en mi imaginación convierto cuando camino por el campo, y en lugar de ver mi casa, parece que veo un molino, y en vez de la antena ver convierto en las aspas al viento.,

Y todo ello solo con cerrar los ojos, abrirlos, ya convierto, y cuando cojo mi moto paseo en los lomos del caballo Rocinante, “bravucón”., el humo que sale de mi moto, se convierte en resoplido de mi fiel caballo y a lo lejos mil aventuras veo,.,

Desde la posada a la barra, desde a ti a la doncella, y mirando un poquito más allá convierto la pequeña montaña que rodea el pueblo en mi particular Sierra Morena, que con sus faldas llega hasta mi querida Andalucía, donde termina la historia, por este día

Continuará

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s