Publicado en Adviento

Cenacolo di Pregiera,con Santa Gema

Perdonar,Amar Dar,Ofrecer,Orar

Perdonando,se Ama,amando,se Ofrece,ofreciéndose se Humilla,y humillandose se Alcanza tu Reino.

Así te pido mi Adorada Gema,como mediadora y Santa, a la Cruz de nuestro Jesús,que muriendo por nosotros,en la Adoración alcanzó Tu Bendición.

Gloria al Padre,Hijo y Espíritu Santo

Publicado en Adviento

¿Qué llevaría a una Isla?

Mientras escucho

“Imagina de Lennon”.

Cruzo los mares del sur contigo.

A bordo de “La Estela coronada en el puerto de Motril”.

Mi imaginación me lleva

a contemplarte

rodeada de sirenas,

!, que aletean por los mares,

mientras desde lejos

con mis prismáticos,

te alcanzo a dar un beso

en la aleta de tu cuerpo!.

!Que bonita es la sirena de tu cuerpo,.

¡! Y te imagino

tan esbelta como yo te conocí!

Con el barco,

llevaremos el viento a babor.

Para que juntos alcemos

la copa del deseo y del amor

El viento nos llevará a los mares del sur

entre cocos, y jilgueros nos quedaremos

acamparemos bajo las estrellas

como Robinson Crusoe,

como Gulliver

como los cuentos de hadas

como la pregunta

de que llevarías a una isla

así sería mi pensamiento

entre algodones

con la brisa del levante

Publicado en Adviento

En la tranquilidad de la tarde, un niño en forma de Ángel(o Dios se me acercó)

Eran las 5:00 de la tarde

cuando me senté en la arena.

Miraba fijo las olas

que iban y venían,

y mientras recreándome estaba,

un niño se acercaba

y a mi lado se puso.

¿Le pregunté quién era

y nada me dijo.

Le pregunté de dónde venía

y nada me contestó.

Le pregunté si estaba solo

y me dijo que no .

Le pregunté que era pequeño para andar solo

y me dijo que estaba protegido.

Le pregunté quien lo protegía

y me señaló al cielo.

Le pregunté que era el cielo

y me contestó

que donde estaba su madre.

Le pregunté si quería

acompañarla para no estar solo?

y me dijo que no.

Que todos los días

con ella estaba querido

y su aliento le cuidaba.

Le pregunté por qué se murió tan joven

y en seguida su cara cambio de color.

Le pregunté si era feliz

y me dijo que sí.

Le pregunté si quería

que con él me quedara

y entonces al verlo

sentí que quería marcharse…..

Y se fue tranquilamente

por la orilla desde donde lo vi pasar aquel día.

!!! Quizás era su madre quien lo estaba llamando.

¡Quizás era Dios quien lo iba a buscar!

Lo cierto es que me hizo pensar

¿como un niño de corta edad

caminaba sólo por la arena?,

!quien lo guiaría

que serenidad en su mirada

que pausada voz tenia

como cogía la arena

que mirada tan limpia

que dulce acogida!.

Ya no supe más de él

sin embargo noto

que algo de él

en mi interior quedó.

Ahora me alegro

cuando oigo

el mar en movimiento

cuando el viento sopla

cuando la arena toco

te veo, te escucho

Ángel mío