Publicado en Adviento

CUCÚ ( CUÉNTAME UN CUENTO ).

INAUGURACIÓN ECONOMATO.
AGRADECIDO ACTO, MARAVILLOSO EJEMPLO,

(El cuento, se convirtió en una realidad. El deseo se plasmó en un proyecto. El proyecto está ya en acción.”hombre y mujeres, han sido y son capaces de crear donde no había nada, una semilla, que hoy día es una realidad, y con Amor infinito que brota de la unión de las familias, hermanos, y gente de bien, lo han hecho posible) Vuestra semilla ya ha sido puesta. Ahora dejemos que crezca, que las generaciones lo cuenten, y que el cuento siga.

Gracias de corazón fraterno.

Cuéntame un cuento,

Cuéntame tu cuento

que yo te contaré el mío.

Así como yo te cuento

una ilusión por escrito,

mi cuento será la vida

de la persona que va y viene.

“La gente se reúne, se cuenta lo que quedó

su dia a dia, se transforma, cuando allí se reúnen.

(en la Parroquia de Jesús Obrero)”

Cuéntame un cuento, para que yo me alegre,

para que tú., viajero te muevas por mi recuerdo

cuéntame el niño que tuviste, el que aún cree en las chuques

el que cuenta uno, dos, tres

el que dice lo que piensa.

Convierte la realidad, en una disparatada idea.

Cambia el mundo, muévete, no te aísles

y juntos, contémonos cuentos

“Cucú se llamará mi cuento”

como el miau del gato,

como el ruido del buey,

como el pío del canario,

como el mua de tu beso.

Cuéntame un cuento,

que me despierte viendo

tu sonrisa en la cara,

el mundo cambiado.

Cuéntame un cuento,

que sueñe en la noche

y que viva en el día

Cuéntame un cuento,

que cambie tu cara

Dame tu mano,

Coge la mía

Unamos las nuestras

Sí, cuéntame tu cuento, el de tu vida,

y dadme tu tiempo, y toma el mío.

Quiero escucharlo despacio.

Te dedicaré mi tiempo,

lo que más aprecio.

Cuéntame un cuento,

el del caballo solitario

el de la princesa galopando

el del niño del risketo.

El que te contaba, para dormirte

el que me pediste aquel día,

el que nunca supe contarte

el del niño que quería ser gigante

o el del” Ángel de la Guarda

dulce compañía,

no me desampares,

ni de noche ni de dia.

“El de Jesusito de mi vida,

eres niño como yo,

por eso te quiero tanto

y te doy mi corazón.”

El de la caricia alegre,

el del beso en la mejilla,

el del pirata pata negra,

o el que .”A Dios pide por la noche

Se convierta, su deseo en realidad.

Pero no dejes nunca,

que la realidad te cambie.

Sigue contando cuentos,

de seis a noventa años.

Que yo, pararé mi tiempo

para escucharte contarlo.

Mi cuento será tu cuento

el tuyo será el del otro.

Y así en cadena un cuento será

CUCÚ