Publicado en Adviento

La llamada.

Si una llamada lo dijera todo ,

aquella dulce llamada

me supo a gloria.

Sí una llamada se perdiera

¿ que importa?,

hay tantas al día que atiendo,

pero la tuya me vino tan profunda,

que por no creer que me llamaba,

sentí la fuerza en mi latido,

porque no estaba acostumbrado. 

La llamada perdida,

que un día paraba 

 sentimiento encontrado,

que cambiaria mi vida.

¿Cuándo te vi ,con ojos de enamorado,

cuándo me pregunté

en aquél momento.

Quizás fuera

en la primera llamada?

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s