Publicado en Adviento

Las Bienaventuranzas

Las ocho bienaventuranzas, grabado de Hendrick Goltzius (1558-1617), publicado en 1578, grabado sobre papel © Metropolitan Museum, Nueva Yor

Hoy quiero poner en mi escrito diario, el texto del Evangelio de San Mateo, que a continuación transcribo, las Bienaventuranzas.

y la imagen del cuadro grabado de 1578, obra de Hendrick Golzius, representa las ocho bienaventuranzas en los bordes, con una representación de los cuatro evangelistas en cada esquina. La escena central es Jesús pronunciando el Sermón de la Montaña. Solo en este grabado Golzius consigue visualizar la enseñanza de Jesús, utilizando escenas de la vida cotidiana para ilustrar las bienaventuranzas.

Como Jesús no se limitó a enumerar estas “bienaventuranzas”, sino que las vivió a lo largo de su vida, comunica aquí su propio paisaje interior y su corazón. Las bienaventuranzas nos modelan y reconfiguran nuestra vida interior. El 6 de enero de 2016 el Papa Francisco dijo: “Esta es la nueva ley, la que llamamos ‘las Bienaventuranzas’. Es la nueva ley del Señor para nosotros… la hoja de ruta de la vida cristiana que nos da las indicaciones para avanzar por el camino correcto.

By Patrick van der Vorst y Br Juan Carlos Arias Bonet

Texto del Evangelio (Mt 5,1-12): En aquel tiempo, viendo la muchedumbre, subió al monte, se sentó, y sus discípulos se le acercaron. Y tomando la palabra, les enseñaba diciendo: «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados los mansos, porque ellos poseerán en herencia la tierra. Bienaventurados los que lloran, porque ellos serán consolados. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de la justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los limpios de corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los que trabajan por la paz, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los perseguidos por causa de la justicia, porque de ellos es el Reino de los Cielos. Bienaventurados seréis cuando os injurien, y os persigan y digan con mentira toda clase de mal contra vosotros por mi causa. Alegraos y regocijaos, porque vuestra recompensa será grande en los cielos; pues de la misma manera persiguieron a los profetas anteriores a vosotros».

Poco más que añadir por mi parte.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s