El reloj

¡! Veo pasar el tiempo como nunca!.

soy consciente, de cada hora que das.

A cada una podría ponerle nombre.

cada una va asociada, a un pensamiento.

Solo al ver la aguja del reloj presiento!,

lo que va a pasar!.

Está sincronizado

mi pensamiento contigo.

¡! Me llevas en volandas cada día,

no soy libre totalmente,

a pesar de que lo crea!.

¡! Porque tú, me manejas a tu antojo!.

“A pesar de eso. Yo sé bien, que las horas donde empieza o termina todo.

¡! Solo Dios, será quien al final las dicte!.

Tu reloj, eres un simple contador del tiempo.

Pones el sonido de la aguja.

El minutero y el segundero corretean por tu esfera.

Y por eso: oh reloj, las horas que tú tocas.

Tú no las manejas.,

y por ello altanero no te creas,

aunque bello seas.

Que ante Dios no somos nada.

Tu un reloj que mide el tiempo,

Yo quien disfruta de la vida

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s