La estela de la noche, cuando llega, un soplo de caricia a ti me lleva.

La estela de la noche, cuando llega,  

un soplo de caricia a ti me lleva.  

Corazón que me susurra, eterna mía,  

la belleza de la página dormida. 

Cuando oigo el cantar de la sirena,  

a la luna incomparable concebida, 

!son tus ojos dos luceros  

 
encendidos !

en la brasa de mi ardiente corazón.  

¿Qué sería yo sin tu hermosura?, 

 ¿qué sería si tu aliento no tuviera?

A ti sólo,  

a ti siempre,

a ti amada poesía,

eterna mía.  

La estela de la noche cuando llega

un soplo de caricia a ti me lleva.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s