ORACIÓN

Protégeme Señor a mí y a los que quiero, y a todos los que yo no quiero, pero debería
querer más o al menos esforzarme para no juzgarlos, porque solo tú lo puedes hacer y
yo, cometo el error de hacerlo con mis comentarios, opiniones y divulgaciones y en mis
pensamientos.
Señor perdóname por ello. Haz que en ti me refugie. Que tú seas mi roca y mi sustento
¿sin ti que soy? Tú eres mi bien, el mal lo dejo, yo no quiero otra cosa que tenerte a Ti, lo
demás que se lo queden los que busquen otras cosas.
Señor perdóname cuando me alejo del bien, ayúdame, a no apartarme de Ti. Que suerte
tenerte como lote y heredad a Ti Señor, y tener como destino tu Reino, que ya en este
mundo comenzamos y debemos terminarlo hasta el final de tu camino, que ahora
muchas veces entre nosotros peleamos, enfadamos y discutimos por pequeños lotes,
cuando no nos gusta lo que tenemos y sin embargo nos dices que el gran lote, TÚ nos lo
reservas en nuestra herencia, que tú repartes por igual entre nosotros.
Señor que busque solo tu herencia y deje en el camino a otros que peleen por las cosas
terrenales, que bien que me aconseja, y que me instruye internamente hasta de noche, y
saber que no me dejas cuando por la noche me desvelo, y cada vez más será por la edad
o por otras cosas de los hombres que avanzada la edad parece que tienes que visitar por
la noche, que mi procesión continua cuando me desvele seas tú.
Señor te tengo siempre presente, contigo no vacilaré y que Alegría me alegra el corazón,
se gozan mis entrañas, y mi carne descansa serena.
Señor Gracias por todo ello que aparte de pedirte, también hay que rezarte,
agradeciendo tu infinita bondad.
Gracias, Señor porque no me entregaras a la muerte, ni dejaras a tu fiel conocer la
corrupción.
Gracias porque saberlo es importante, es de agradecer, saber que el triunfo final está en
ti, y que la muerte no es el final, que tú eres el camino que al cielo he de llegar y con ese
pensamiento me alegro y me conforto.
Señor, gracias por prepararme el camino y saber que aquí no acaba nada, y que el cuerpo
queda, lo importante es que mi alma contigo va. Y qué bonito que me enseñes el
sendero de la vida, me sacie de gozo en tu presencia, y el sendero de la vida que a mí me
gusta tanto andar acompañe a aquellos que se fueron en este tiempo de pandemia y
acógelos como solo tú sabes.
Señor pues quedaran de gozo saciado en tu presencia, de alegría perpetua a tu derecha.
Que se contagie y se extienda por el mundo, porque como tú dices, tú estás con el Padre,
y el Padre está contigo, y nosotros estamos juntos, y todos somos uno como Tú. Uno eres
con el Dios Padre, Dios Hijo, Dios Espíritu santo, y todos los que estamos en el mundo.que somos hijos tuyos, y así sea con mucho cariño digo, para alabanza y gloria tuya, que
bendito sea tu nombre y eternamente lo sea.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s