Descubriendo la Joya(pequeño relato)

plaza de San Carlos del Valle

Al amanecer del día siguiente, después de estar toda la noche sin poder conciliar
el sueño, vencido por la fatiga y el pensamiento atormentado que le llevaba el
sufrimiento de pensar que ella, le podía haber sido infiel con otro hombre, la
persona que más quiso, la persona a la que ofreció todo su amor. ¿Cómo podría
haber caído, en tan semejante sensación de angustia, aquella persona que
pensaba lo era todo para él?
Tenía que descubrir que había ocurrido durante todo este tiempo, porque no
supo en ningún momento ver que era lo que estaba ocurriendo a su alrededor,
porque ella en la que confiaba, pensando que las compras que hacía eran solo para
que Martín pudiera disfrutar un sueño en su compañía, sin mayor pretensiones.
Todo le atormentaba, y no podía conciliar el sueño.
Su desesperanza lo llevo no solo a intentar vender las joyas, sino a descubrir,
¿dónde su mujer podía haber estado durante este tiempo, con quienes
frecuentaba, y porque sobre todo el tiempo en que parecía haberla hecho feliz,
había jugado con sus sentimientos?.
Vendió todas las joyas que ella había ido comprando durante todo el tiempo, se
entregó a la vida fácil, en compañía de mujeres, y juegos. El teatro donde iba en
compañía de ella, dejo de ser un misterio, donde aburridamente pasaba el tiempo
con ella. Y dejo su trabajo, porque ya no necesitaba el dinero y el sacrificio que
le suponía, un miserable sueldo.
Se entregó al placer de la vida, mientras seguía frustrado y a la vez que agitado
en busca del misterio que le rodeaba, saber como era posible que el juego de las
falsas joyas, y el misterio de pensar¿ quien le hacía regalos a su amada esposa y
porque. Y sobre todo porque jugo todo este tiempo con él, ocultándole y
fingiendo ser lo que no era?.
Más tarde pensó que las personas que habían estado en la joyería, pudieran
haber sido cómplices de lo que había ocurrido. Pero como descubrirlo.
La persona que parecía distinguida con la que se encontró un día en un distinguido
restaurante, a la que refirió que su vida había cambiado desde el momento en
que heredó una gran fortuna, procedente de su mujer, que durante todo el
tiempo había estado comprando joyas ”baratas” pero que en realidad eran
auténticas, le había entregado su vida, con gran amor, y le dejo una fortuna, que
lamentablemente no había podido compartir con ella porque un día una fiebre se
la llevo.
No encontraría más refugio en su vida, que retirarse solitario a una cabaña en el
monte, rodeado de un paisaje, donde poder terminar su vida solitaria, y no
atormentarse por los oscuros pensamientos de su mujer.
El dinero que había ganado de la venta de las joyas, lo repartió a una institución
de obras de caridad, que pudiera albergar la esperanza de que sería justamente
entregado y dado a una finalidad honrosa, después de todo, pensó ¿sería esta la
esperanza de ella, una vez que saliera de su pobreza?, mientras a que él con lo
poco que pudiera tener, sería feliz

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s